una se deja convencer poco a poco, casi sin darse cuenta; primero es reacia: yo nunca llevaría eso; después ve uno con forma de pañuelo precioso y entrán ganas de empezar a tejerlo ya (bastante complicado para mi) hasta que, de repente, llega un abrazo a tu vida y no te puedes resistir… Si, si, será mi segundo chal, ¿ya era hora no?

Abrazo

Paralelamente estamos aprendiendo a hacer patchwork – la sobrina y yo-, pero … ejem … los cuadrados no “casan” será algo irregular (ella opina que soy hiper crítica); haremos como que no nos damos cuenta. Los colores que ha elegido son dibujos de acuarela de Janosch

Janosch 1

combinados con algodón amarillo, un antiguo catalógo de telas para niños reciclado en cubrecama. Cuadrados de 10×10 cm. medidas totales 80×100 cm. Una fuente de inspiración la encontareis en PurlBee y también en Cauchy.

y por último, y no menos importante, más bien lo contrario: mañana tenemos quedada tejeril en casa! será la segunda, somos cuatro adictas a los calcetines. ¡¡¡Fiesta!!!
para puntarse a la próxima sólo hace falta avisar, ¡os esperamos!