Un domingo tranquilo, tejiendo en la cocina. Una puede ver imágenes bucólicas de este estilo: nuestro gato oyendo Radio 3 y mirando la ciudad desde su ventana…

Pero la realidad nunca es tan ideal como parece:

Muchas amigas me preguntan porque tenemos gatos en casa; viendo esta imagen lo entenderán, je, je, ¡¡¡Una rata enoooorme!!! (parecía que estaba como tosiendo, atragantada, pero de repente recobró vida y se fue por el tejado vivita y coleando).

Suerte que vigilan la casa ¿Cómo podré volver a abrir las ventanas?

Parda